Archivo de la etiqueta: multifuncionalidad de los bosques

MÚLTIPLE VALOR DE LOS BOSQUES

El desarrollo natural de los ecosistemas forestales, bosques y árboles fuera del bosque, aporta a que los ciclos naturales, que se llevan a cabo en los lugares donde estos están presentes, tengan ciertas características, como por ejemplo mayor o menor cantidad de humedad atmósférica, secuestro de carbono, disminución de la velocidad de escurrimiento del agua, entre otros.  De esta forma los bosques y árboles fuera del bosque crecen, se desarrollan y generan una serie de beneficios, los que son apreciados cada vez más por la humanidad.

Son numerosas las Funciones que Cumplen los Bosques, las que se traducen en la generación de una gran diversidad de productos (bienes y servicios), los que se pueden agrupar en Productos Forestales Madereros, Productos Forestales No Madereros  y  Servicios Ambientales Forestales. La sociedad en su conjunto asigna un valor a todos y cada uno de estos bienes y servicios que provienen del bosque y zonas arboladas, donde se pueden señalar las siguientes tres categorías principales:
a) Valores de uso directos. Se incluyen en esta categoría todas las situaciones en las que los usuarios derivan el valor directamente del bosque. Hay usos consumptivos, como la extracción de madera, frutos, forraje, animales para carne o para piel, y usos no consumptivos, como el turismo en la naturaleza, la fotografía de la vida silvestre, los estudios científicos del bosque.
b) Valores de uso indirectos. Incluye los valores que van anexos a los servicios ambientales, como la protección de las cuencas y del suelo, la retención de carbono, la protección de la biodiversidad.
c) Valores de uso pasivos (de existencia, opción y legado). En esta categoría se incluyen los valores asignados a los bosques meramente porque existen, o los de mantenerlo para futuras opciones de uso o el legado a futuras generaciones.

Los valores del bosque y zonas arboladas pueden ser apropiados a nivel local,  a nivel nacional, regional o provincial y por último está el nivel global.  A modo de ejemplo se puede señalar que el primer caso los beneficiarios son las comunidades locales, en el segundo caso se puede mencionar a grandes empresas que explotan extensas zonas de bosques, también está el agua de las cuencas. En el tercer caso se puede mencionar la fijación de carbono.

Lo concreto es que a partir del cambio de paradigma, que pasó de mirar los bosques y zonas arboladas como simples productores de madera a entender los bosques y zonas arboladas como ecosistemas, se ha podido relevar la importancia social y cultural que tienen los productos forestales no madereros del bosque y la importancia local, nacional y global de los servicios ambientales forestales.